Publicidad


Tema del día

Temporada 1 - Capítulo 12 - Otros mundos

Loading the player ...

EL ORIGEN DEL UNIVERSO

EL ORIGEN DEL UNIVERSO

No existe una única teoría que pueda explicar exactamente cómo se produjo el origen del universo. Fue algo que pasó hace millones y millones de años, muchísimo antes de que el hombre poblara la Tierra. Por lo que resulta muy difícil terminar con exactitud qué fue lo que sucedió. 

Sin embargo, desde hace siglos que el hombre ha intentado aproximarse a la verdad lo más posible. Hoy en día, luego de muchísimas investigaciones, la teoría más aceptada entre la comunidad científica es la del Big Bang -es decir, la gran explosión-. Según esta teoría, hace 15 millones de años se produjo una gran explosión que hizo que la materia saliera impulsada con violencia en todas direcciones. Desde ese entonces, el universo continúa expandiéndose a la vez que pierde densidad y temperatura.

Antes de esta explosión, todo lo que hoy conocemos como el universo estaba concentrado en un puntito mucho más pequeño que un átomo. Ese pequeño punto estaba muy concentrado y tenía una temperatura altísima, de millones de grados centígrados , y una densidad infinta.

Sobre lo que pasó antes de la explosión, no se sabe nada, no hay todavía una explicación científica. Y, en realidad, lo mismo sucede con la teoría del Big Bang, ya que entra dentro de lo que los científicos llaman una “singularidad”, es decir, algo que no se puede explicar mediante las leyes de la física.

 

LOS PLANETAS DEL SISTEMA SOLAR

Luego del Big Bang había tanta energía en el espacio que ni siquiera existían átomos. Fue mucho tiempo después, a medida que la materia se iba expandiendo, que comenzaron a formarse los primeros átomos. Una vez formados, los átomos comenzaron a chocarse entre ellos haciendo que la materia se agrupara y se concentrada formando algo así como nubes. Esas nubes de a poco fueron condensándose y así, mil millones de años después del Big Bang, se formaron las primeras estrellas y, por lo tanto, las primeras galaxias. Entre ellas, la Vía Láctea y nuestro Sistema solar. 

Unos 4500 millones de años después de la gran explosión se estima que surgió la Tierra y el resto de los planetas del Sistema solar. Un dato interesante, aunque existen miles de millones de estrellas desperdigadas por el espacio, todavía no se tiene registro de sistemas planetarios con tantos planetas como nuestro Sistema solar (ocho que orbitan alrededor del Sol, que es una estrella). A propósito, ellos son: 

-Mercurio: es el más cercano al Sol y el planeta más pequeño de los ocho.

-Venus: se le dice que es un planeta “hermano” de la Tierra ya que ambos son similares en cuanto a tamaño, composición y masa. Pero son muy distinto en lo que refiere a las cuestiones térmicas y atmosféricas.

-Tierra: nuestro planeta. Es el más denso de todos los que componen el Sistema Solar. Se lo suele llamar “planeta azul” por la gran cantidad de océanos y mares que posee.

-Marte: el “planeta rojo”. Recientemente la NASA descubrió que hay agua en Marte, lo que deja lugar a la posibilidad de que se desarrolle vida similar a la conocemos en la Tierra.

-Júpiter: es el planeta más grande de todos. Su masa es equivalente a la de todos los otros planetas juntos, dos veces. Además, es el que más brilla.

-Saturno: es conocido por sus espectaculares anillos, cuyas partículas giran a una velocidad de 48.000 km por hora. Es decir, 15 veces más rápido que una bala.

-Urano: es tan poco brillante que para descubrirlo fue necesario observarlo a través de un telescopio. Es además uno de los planetas más raros, celeste y con anillos también celestes pero no por agua sino por la tonalidad de los muchos gases que lo componen.

-Neptuno: es el último planeta del Sistema Solar, es decir, el más alejado del Sol. Y fue descubierto gracias a formulaciones matemáticas y no a la mera observación. Aunque Galileo Galilei ya lo había visto -y confundido con una estrella- en 1611.



© The Format Factory | OZ media 2017