Publicidad


Tema del día

Temporada 1 - Capítulo 4 - ¿Quién tiene más fuerza?

Loading the player ...

Tipos de fuerza

Hay distintos tipos de fuerza, pero podemos hacer una primera gran separación entre: las de contacto, que son las que actúan cuando los objetos entran en contacto, y las de distancia, que se caracterizan por presentarse en objetos que no se encuentran físicamente en contacto. Y luego las distintas fuerzas: 

Gravitatoria: es la fuerza de atracción que una porción de materia ejerce sobre otra. Es la fuerza que permite que siempre estemos “pegados al suelo” y no flotando por el aire. Se trata de una fuerza débil pero que alcanza a todos los cuerpos.

Electromagnética: es la fuerza involucrada en las transformaciones físicas y químicas de los átomos y las moléculas. Afecta a todos los cuerpos que están eléctricamente cargados.

Interacción nuclear fuerte: gracias a esta fuerza los componente de los núcleos atómicos se mantienen unidos. Tiene un alcance del orden de las dimensiones nucleares (10-15 metros).

Interacción nuclear débil: tiene un alcance menos que la interacción nuclear fuerte, incluso menor que la electromagnética. Es la fuerza responsable de la desintegración beta de los neutrones.

Éstas son las fuerzas más importantes, aunque hoy en día se investiga la posibilidad de incluir otras nuevas a esta clasificación.

 

Rozamiento

La fuerza de rozamiento -también llamada fricción- es aquella fuerza que se opone al movimiento entre dos superficies que entran en contacto. Por ejemplo, cuando caminamos por la calle. La suela de nuestro zapato y el asfalto de la calle hacen que se produzca rozamiento.

Esta fricción puede ser de dos tipos: dinámica o estática. La dinámica se da cuando las superficies ya están en movimiento. Mientras que la fricción estática se opone al inicio del movimiento.

El rozamiento se produce debido a que existen imperfecciones, casi siempre microscópicas (es decir, que no las podemos ver a simple vista) entre las dos superficies. Y estas imperfecciones hacen que la fuerza normal entre ambas superficies no sea perfectamente perpendicular a éstas, si no que forma un ángulo con la perpendicular. A ese ángulo se le llama “ángulo de rozamiento”.

De esto podemos deducir que la fuerza resultante se compone de la fuerza normal, que es perpendicular a la superficie en contacto. Y la fuerza de rozamiento, que es paralela a las superficies en contacto.

 

 

Palanca

La palanca es uno de los inventos más importantes en la historia de la humanidad. Es una máquina sencilla pero muy útil que tiene como función transmitir una fuerza y un desplazamiento. Se trata de un artefacto que cuenta con una barra rígida con la capacidad de girar alrededor de un punto de apoyo que se llama “fulcro”.

Podemos usar la palanca para aumentar la fuerza mecánica que se aplica a un objeto, para incrementar su velocidad o la distancia recorrida, como respuesta a la aplicación de una fuerza.

Los seres humanos la vienen utilizando desde la época prehistórica, y fue Arquímides quien popularizó su importancia cuando dijo aquella famosos frase: “Denme un punto de apoyo y moveré el mundo”.

Podemos encontrar tres clases distintas de palancas. Las de primera clase, las de segunda clase y las de tercera clase, que se diferencian según la posición relativa de los puntos de aplicación de la fuerza y de la resistencia con respecto al punto de apoyo (fulcro).



© The Format Factory | OZ media 2017