Publicidad


Experimentos

Temporada 1 - Capítulo 8 - El cumple de Lola

Loading the player ...

La calecita ecológica - Horno a sol

Tema: Energía hidráulica y eólica

La fuente de energía renovable más utilizada en el mundo es el agua. La energía que proviene de este recurso natural se denomina energía hidráulica y se produce gracias al movimiento del agua que, a través de una represa hidroeléctrica, genera electricidad.

Otra fuente muy empleada es el viento. Para transformar el viento en electricidad es necesario utilizar generadores que funcionan con molinos. Y gracias a la energía que pueden producir estos dos recursos naturales es que es posible construir una calecita casera. ¿Cómo? De la siguiente manera: 

¿Qué necesitamos?

-Una botella de plástico de 2 litros

-Un palillo de brochette

-Un trozo de plancha de espumaplast

-Cartón gris (no de caja)

-Dos tubos de rollo de papel higiénico

-Tijeras

-Cola vinílica

-Cinta adhesiva

-Plasticina

-Agua

-Animalitos de granja u otros elementos para armar la calecita 

¿Cómo lo hacemos? 

Lo primero que vamos a hacer es fabricar la hélice. Para esto cortamos por la mitad uno de los tubos de papel higiénico y a una de las mitades les hacemos cuatro ranuras en forma de cruz. Al otro tubo también lo cortamos a la mitad, y luego a cada una de las mitades las cortamos nuevamente, pero a la largo. De este modo nos quedan cuatro trozos de cartón curvos, que vamos a encastrar en las ranuras del otro tubo. Fijamos todo con un poco de pegamento.

Cortamos dos círculos de cartón del mismo diámetro que el tubo de papel higiénico, les hacemos un pequeño agujero en el medio y luego pegamos esos círculos al tubo, como si fueran tapas. El resultado es una especie de tambor con cuatro alas. 

Dejamos la hélice a un lado y comenzamos a hacer el eje sobre el cual girará la calecita. Tomamos al varilla de madera y le ponemos un pedacito de plasticina un poco más abajo que la mitad. Luego hacemos cortamos un círculo con espumaplast, le hacemos un agujero justo en el medio y lo pasamos por la varilla hasta que llega a la bolita de plasticina.

Ese disco de espumaplast será la base de nuestra calecita. Podemos pintarla y decorarla como queramos, y luego le pegamos los animalitos que hayamos elegido.

Tomamos la botella de plástico y la cortamos por la mitad. En la mitad superior, donde está el pico, introducimos el eje y en el extremo del palillo que sobresale por el pico de la botella introducimos el molinete. Por los dos agujeros que habíamos hecho en las tapas del “tambor con alas”. Aseguramos con pegamento, para que no quede flojo.

Luego, la mitad inferior de la botella cortada la llenamos con agua y ponemos el eje, de modo tal que el agua llegue hasta la bolita de plasticina. Así, el círculo de esumpalast quedará flotando en al agua. Colocamos la otra mitad de la botella, con todo el eje y la calecita dentro, y el molinete fuera, y sellamos con pegamento las dos mitades.

Nos quedará una botella “cerrada”, con toda la calecita dentro y el molinete por fuera. Para ponerla a funcionar sólo tenemos que soplar el molinete o ponerlo en una corriente de aire.

¿Qué vemos?

El molinete se mueve por el viento y hace girar a la calecita. 

¿Por qué sucede esto?

Gracias al molinete, el viento se transforma en energía capaz de mover la calecita. Con ese mismo sistema, el de los molinos, es que a lo largo de la historia los hombres han podido moler el grano, bombear agua u otras tareas que requieren energía.

En la actualidad, los molinos han sido sustituidos por estos grandes generadores eólicos de electricidad o aerogeneradores, que se usan para generar electricidad aprovechando el viento en muchas zonas ventosas.



© The Format Factory | OZ media 2017